Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
17 de noviembre de 2011

¿Qué temperatura debe tener la habitación de un bebé?

Uno de los aspectos más importantes para el buen descanso de un bebé es la temperatura ambiente de su habitación, ya que pasa la mayoría del tiempo durmiendo.

Los bebés no deben sentir frío pero tampoco es conveniente que tengan mucho calor. Lo ideal es que la temperatura de la habitación donde duerme el bebé sea la que resulta más agradable para el adulto.

Si bien de día se aconseja una temperatura de entre 22 y 24 grados, durante la noche la temperatura ideal para la habitación infantil es entre 18 y 20 grados, teniendo en cuenta que el bebé duerme al abrigo de la ropa de cama o del saco de dormir.

Hay que tener en cuenta que no es conveniente abrigarlos en exceso y no pecar de sobreprotectores, ya que no es nada bueno que el bebé sude, tanto en invierno como en verano.

Para regular la temperatura, durante el invierno es aconsejable tener un termostato de la calefacción en la habitación del bebé, y si no fuera posible, tener al menos un termómetro para controlar la temperatura de la habitación y encender la calefacción en función de la temperatura de su habitación.

En verano, si existe un exceso de temperatura, y se recurre al aire acondicionado hay que evitar que le alcance directamente el flujo de aire frio. Lo ideal sería enfriar la habituación antes de acostarle.

Otras recomendaciones para la habitación el bebé

  • Ventila el cuarto del bebé todos los días: la finalidad es conseguir una buena calidad de aire en el lugar donde duerme los bebés para eliminar cualquier sustancia que desprenda de los diferentes productos de limpieza, el polvo, la humedad, etc. Con 5 minutos será suficiente.
  • Escoge la iluminación adecuada: Intenta acondicionar la habitación de tal forma que se permita adecuar la iluminación de forma cómoda: cortinas, luces quitamiedos…
  • Evita las alfombras durante los primeros meses del bebé: Las alfombras acumulan ácaros y podrían provocar alergias al bebé.
  • Evita los humos: No hay que fumar cerca del bebé. El humo del tabaco enrarece el ambiente de la habitación del pequeño, dificultando su respiración. Por otra parte, hay que recordar que los niños expuestos al tabaco se resfrían con más facilidad.

Artículos relacionados:

Deje un Comentario

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>