Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
20 de diciembre de 2012

Detección precoz de la sordera o hipoacusia en los bebés.

La detección precoz de enfermedades congénitas en los bebés recién nacidos, como puede ser la hipoacusia o pérdida de audición, es determinante a la hora de tratarlo minimizando sus consecuencias.

Para ello existe la prueba de la Hipoacusia que generalmente se realiza a todos los bebés recién nacidos.

¿En qué consiste la prueba?

Es una prueba sencilla. Se coloca una pequeña sonda o auricular en la oreja del niño mientras está dormido o tranquilo y de forma automática se registra si oye bien el sonido que llega a su oído.

¿Por qué es importante que se realice la prueba?

Saber si un bebé tiene problemas de audición es complicado ya que a veces parece que responde a sonidos, aunque su oído no funcione bien.

La sordera en los recién nacidos no es muy frecuente pero sus consecuencias son importantes. Un niño que no oye tiene grandes problemas para comunicarse y hablar, lo cual afectará a toda su vida posterior.

Cuanto antes se detecte si existe pérdida de audición, antes de podrá tratar y mejor será su desarrollo.

En el caso de que entre los familiares del bebé haya habido alguna persona con sordera desde pequeño, es importante comunicarlo al pediatra.

¿Dónde y cuándo se realiza la prueba?

La prueba debe hacerse antes de que el niño sea dado de alta en el Hospital.

¿Cuáles pueden ser los resultados?

Si la prueba sale bien: el bebé oye bien y no hay ningún problema.

Si los resultados no fueran los esperados no quiere decir que el niño tenga realmente una pérdida de audición. Sólo indica que habría que hacerle un estudio más a fondo y para ello sería necesario repetir la prueba antes de que cumpla el mes.

¿Cómo se puede seguir vigilando la audición de nuestro hijo?

Aunque la prueba salga bien, pueden aparecer problemas de audición más adelante, por lo que es importante observar al bebé cuando esté tranquilo y en un ambiente sin demasiados ruidos y contestar estas sencilla preguntas en función de su edad. Si la respuesta fuera NO, habría que consultar con el pediatra.

De 0 a 3 meses: ¿Se sobresalta, parpadea, se detiene o se despierta ante un sonido fuerte e inesperado?
De 3 a 6 meses: ¿Dirige sus ojos hacia un sonido interesante, voz de la madre o sonajero?
De 6 a 12 meses: ¿Gira hacia ti si dices su nombre suavemente desde detrás?
De 12 a 15 meses: ¿Señala o mira objetos y personas familiares cuando se le nombran?
De 15 a 24 meses: ¿Comprende órdenes sencilla del tipo “dame..”?
De 2 a 3 años: ¿Se le entienden las palabras que dice y contesta a preguntas sencillas?

Siempre en caso de duda por cualquier motivo sobre la audición de vuestro lo mejor es consultar con el pediatra lo antes posible.

Artículos relacionados:

Deje un Comentario

Más consultas y respuestas sobre este tema en el FORO...

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>