Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
23 de septiembre de 2013

Phishing: estafa y robo de contraseñas bancarias por internet.

Con el fraude del phishing, los delicuentes consiguen obtener las claves bancarias, y datos personales de cuentas y tarjetas de crédito sin que las víctimas se den cuenta, simulando que quién solicita dichos datos es el propio banco o entidad oficial.

Pueden solicitar estos datos a través de falsos emails, sms, o llamadas telefónicas, por eso es importante reconocer que se trata de una estafa tal como te explicamos, y saber actuar a tiempo.

¿Qué es el Phishing?

El “phishing” es una estafa que se está llevando a cabo sobre todo a través de internet, que consiste en el robo de las contraseñas bancarias, claves, números de tarjeta de crédito y otros datos personales, para luego utilizarlos de forma fraudulenta.

¿En qué consiste esta estafa?

Para llevar a cabo el “phishing” o robo de datos, los delincuentes se hacen pasar por empresas, entidades públicas o bancos reales y con alguna excusa solicitan los datos personales, contraseñas bancarias, o claves.

Para ello simulan que quién solicita los datos personales es el propio banco, empresa o entidad pública, utilizando la misma forma, imágenes y logos publicitarios que los de verdad dando así confianza a su víctima, que creyendo que se trata de la página web oficial real, escribe o envía todas las contraseñas y datos personales que le pidan.

¿Qué consecuencias podríamos sufrir si somos víctimas del Phising?

En el caso de que caigamos en la trampa del “phising” con los datos personales robados pueden:

  • Robar el dinero de nuestras cuentas bancarias a través de transferencias suplantando nuestra identidad.
  • Suplantar nuestra identidad.
  • Vender nuestros datos personales.
  • Utilizarlos para el envío de publicidad, spam o virus informáticos.

¿Qué medios utilizan para realizar el “phishing”?

Para realizar el Phising o robo de datos, los delicuentes suelen utilizar la vía email, enviando un falso correo electrónico de una página web que simula ser la oficial, aunque también pueden robar los datos a través de una llamada de teléfono, haciéndose pasar por el empleado de una empresa o entidad pública, por mensaje al móvil, etc.

Te detallamos algunas de las formas que más utilizadas para engañar a las víctimas:

  • Envío de SMS (mensajes corto al móvil): recibimos un mensaje donde se nos solicitan datos personales, por ejemplo solicitar los datos de la tarjeta de crédito, para desbloquearla, por supuestos motivos de seguridad.
  • Por llamada telefónica: donde el estafador suplanta a una empresa o entidad pública solicitando a través del teléfono datos personales o claves bancarias.

    Por ejemplo, muchos usuarios recibieron falsas llamadas supuestamente de la Agencia Tributaria en las que le solicitaban sus datos como sus números de cuenta como excusa de que era para la Declaración de la Renta, para luego con ellos efectuar cargos bancarios a esas cuentas.

  • Email que simula ser oficial o páginas web falsas: es una de las formas más utilizadas para conseguir los datos personales de forma fraudulenta.

    Envian un email simulando casi perfectamente que se trata del propio banco para que entres en la página web falsa que te indican e ingreses tu contraseña y claves bancarias.

    Es fácil caer en la trampa, ya que imitan de forma casi perfecta con las imágenes formas y logos las webs oficiales, como en el siguiente ejemplo:

Consejos para evitar caer en la trampa del phishing:

  • Su Banco o entidad bancaria nunca le solicitará sus contraseñas bancarias ni personales a través de email por ningún motivo. Por lo que si recibe algún email en el que se las pidan, sepa que será víctima de la estafa del Phishing.
  • Nunca ninguna entidad bancaria le pedirá su contraseña o clave completa por email ni por teléfono.
  • Para entrar en la web oficial de su banco, teclee siempre su dirección en el navegador, asegurándose que la escribe de forma correcta, ya que si se equivoca al escribirlo, es posible que entre en una de las muchas falsas webs que hay. No acceda nunca pinchando a través de enlaces o links que le envíen por email.
  • Compruebe que la página web en la que ha entrado es una dirección segura. Para ellos fíjese en que empiece por https:// y que un pequeño candado cerrado aparezca en la barra de nuestro navegador.
  • Si duda de la veracidad de un email, bórrelo y no pinche nunca en los enlaces que le envíen.
  • Si le solicitaran datos personales por email o telf, no los facilite y sea usted quien llame a su banco o entidad para corroborar que realmente necesiten alguna información.
  • Si cree que puede haber sido víctima del phishing y que ha facilitado sus datos a quien no debería, cambie de inmediato sus contraseñas y comuníquelo lo antes posible a la entidad bancaria o empresa.

Artículos relacionados:

Deje un Comentario

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>