Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
30 de septiembre de 2013

El peligro de los Créditos rápidos.

Los Créditos rápidos se muestran como una rápida y fácil forma de conseguir dinero con el cual salir de los apuros económicos o para emplearlo para algo puntual, como son los gastos de una comunión, boda, un viaje o vacaciones, etc.

Sin embargo conllevan gran peligro ya que sus altos tipos de interés, comisiones, y elevados tipos en caso de impago, pueden hacer que lo que parecía una buena solución, se convierta al final en una deuda aún mucho mayor que la inicial, empeorando aún más su situación económica.

Ventajas de los Créditos rápidos

Las principales ventajas o “ganchos” de los Créditos rápidos es que se tramitan con mucha velocidad y de forma muy sencilla, sin apenas papeleo, y con confidencialidad, ofreciendo cómodas cuotas aparentemente bajas a pagar cada mes.

Los graves apuros económicos que sufre mucha gente hacen que se vea como dinero fácil, rápido y la solución temporal a sus problemas.

Peligros de los Créditos rápidos

Este tipo de créditos rápidos conllevan el peligro de que la gente que los solicita no suele ser consciente de la elevada cantidad final que les va a tocar devolver, y que en caso de impago, su deuda crecerá de forma rapidísima.

  • Sus elevados tipos de interés que rondan entre el 20% y el 25% TAE hacen que la cantidad a devolver sea muy superior a dinero prestado, y generalmente no se es consciente de ello al solicitarlos.
  • Los elevados tipos de interés en caso de impago, incrementarán en gran medida la deuda contraída.
  • Suelen conllevar además altas comisiones de cancelación o amortización anticipada.
  • Ofrecen altos tipos de interés camuflados ofreciendo cuotas bajas a pagar, indicando que el tipo mensual apenas alcanza el 2%. Utilizan esa estrategia para que los clientes “piquen”, de forma que en vez de fijarse en ese interés mensual lo que hay que ver es el TAE y la cantidad total global que se va a tener que desembolsar.
  • Se anuncian mediante publicidad agresiva dirigida principalmente a dirigida fundamentalmente a amas de casa, inmigrantes, parados o pensionistas a través de la que ofrecen dinero fácil y rápido.

Consejos antes de solicitar un crédito rápido:

  • Lea bien la letra pequeña de este tipo de préstamos rápidos y si tuviera cualquier duda, aclárela antes de contratar ni firmar nada. Sepa muy bien de antemano lo que va a firmar.
  • Olvídese de la cuota mensual y fíjese en la cuantía total para hacerse una idea real de lo que va a tener que desembolsar en intereses. Fíjese por tanto en el tipo de interés nominal y en el TAE anual.
  • Compare condiciones acudiendo a su entidad bancaria habitual para ver qué ofertas le ofrecen, seguramente con un interés mucho más inferior.
  • No se deje llevar por las agresivas campañas de publicidad de los créditos fáciles que se ofrecen como la solución a todos sus problemas ni por el “calentón” del momento. Reflexione muy bien antes de contratar.

Artículos relacionados:

Deje un Comentario

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>