Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
12 de diciembre de 2013

Corticoides: precauciones y efectos secundarios

Los Corticoides son una variedad de hormonas del grupo de los esteroides, producidas por la corteza de las glándulas suprarrenales.

Tanto el cortisol como la cortisona son hormonas del grupo de los corticoides (esteroides) que pueden sintetizarse para su uso médico.

¿Para qué se utilizan los Corticoides?

Los corticoides sintentizados se utilizan médicamente por sus efectos antiinflamatorios, inmunodepresores y sobre el metabolismo, así como para evitar el rechazo en el trasplante de órganos.

Se suelen emplear por tanto entre otras cosas, para tratar alergias, afecciones de la piel (dermatitis, psoriasis..), enfermedades autoinmunes como el lupus, dolencias inflamatorias como la artriti, en casos de asma como broncodilatador, descongestionante nasal en caso sinusitis o para prevenir rechazos en transplantes de órganos.

Se suelen aplicar en forma de comprimidos, pomada, colirios o soluciones inyectables como formas de administración.

Precauciones generales en el uso de Corticoides

La “mala fama” que tienen los corticoides por los numerosos efectos secundarios que su uso puede provocar en el organismo, se debe a que en algunos tipos de corticoides empleados no existe conversión metabólica de estas moléculas, que ingresan a la circulación como sustancias activas, con el alto riesgo de ocasionar efectos adversos que eso supone, tales como osteoporosis, déficit de crecimiento infantil, déficit del sistema inmune, insomnio, cataratas, gastritis, hipertensión, etc.

Es por ello, que el uso de corticoides debe ser empleado sólo bajo estricta prescripción médica, no debiendo ser utilizados nunca bajo propio criterio sin consulta previa.

La suspensión brusca de un corticosteroide potente puede ocasionar un efecto rebote, volviendo a padecer los síntomas del inicio del tratamiento.

Uso de corticoides en niños y bebés

Los denominados “corticoides suaves” han sido previamente esterificados. Esto significa que tienen la propiedad de ser metabolizados en la piel por las enzimas epidérmicas a metabolitos inactivos, que al llegar a la circulación sistémica carecen de sus efectos habituales y por lo tanto, nulos efectos adversos.

Artículos relacionados

Deje un Comentario

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>