Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
6 de febrero de 2014

Cigarrillos electrónicos: las 5 claves sobre su uso.

Los cigarrillos eléctronicos o e-cigarrillos están cada vez están más de moda como alternativa perfecta al uso del tabaco, sin humo, ni cenizas y con aromas agradables.

Pero sus detractores denuncian su contenido en sustancias cancerígenas y nicotina que mantiene la adicción.

Vemos qué hay de cierto en todo ello con las 5 claves que debe conocer sobre su uso.

1.- ¿Cómo funcionan los Cigarrillos electrónicos?

Tiene un diseño que suele imitar a los cigarrillos normales, pero funcionan a base de una batería en su interior, y una resistencia que calienta y vaporiza una carga líquida recargable que se encuentra en su interior para su inhalación.

Este vapor generado puede liberar nicotina o sólo incluir aromas.

2.- ¿Qué contiene el líquido de las recargas?    ¿Son cancerígenos?

  • En 2009, la agencia estadounidense de Medicamentos y Alimentos (FDA) analizó dos marcas líderes en la venta de estos e-cigarrillos y alertó de la presencia en el líquido recargable de sustancias cancerígenas:   Nitrosaminas y Dietilenglicol (utilizado como anticongelante para los coches)

Sin embargo, aunque no se puede decir que “sólo emiten vapor de agua” como algunas marcas pretenden vender, sí que es cierto que estas sustancias dañinas como las Nitrosaminas también se encuentran en los cigarrillos convencionales en mayor nivel.

  • No hay que olvidar tampoco que muchas de las recargas contienen nicotina, sustancia que provoca la adicción. Aunque también se venden recargas sin nicotina.
  • Otras sustancias que contienen son:  propilenglicol y/o glicerina vegetal, nicotina en diferentes dosis como opcional (por lo general entre 0 mg y 36 miligramos por mililitro), sabores y aromas opcionales.

En cualquier caso, los datos sobre las sustancias que contienen son todavía muy contradictorios y muchas veces no se reflejan en su composición, y existe todavía un vacío legal en la Administración sobre su regulación, por lo que es pronto para predecir sus efectos sobre la salud.

3.- ¿Es eficaz el uso de cigarrillos eléctronicos para dejar el tabaco?

La mayoría de los usuarios que suelen adquirirlos lo hace para abandonar o reducir el consumo de tabaco. Se pueden utilizar como terapia para dejar de fumar reduciendo progresivamente los niveles de nicotina de las recargas de los e-cigarrillos que compremos.

Los fabricantes destacan que otra de sus ventajas es poder utilizarlos en espacios cerrados donde está prohibido fumar, reduciendo así el “mono” o las ganas de fumar tabaco. Aunque si se utilizan los que contienen nicotina, la adicción no desaparecerá.

4.- ¿Se pueden utilizar los Cigarrillos electrónicos en lugares donde esta prohibido fumar?

Existe un vacío legal, ya que la Ley Antitabaco de 2011 no hace alusiones a los cigarrillos electrónicos, por lo que se pueden utilizar los cigarrillos electrónicos en restaurantes, aeropuertos o incluso en el interior de un Hospital

Salvo en Cataluña, donde la Conselleria de Salut de la Generalitat ha prohibido el uso de estos dispositivos en los centros de atención primaria y hospitales públicos como forma de precaución mientras no haya estudios científicos que los avalen o los descarten.

Sin embargo, en Abril de 2014 se espera que entre en vigor una normativa sobre su uso a nivel europeo aprobada por la Eurocámara el pasado 8 de Octubre.

Con esta normativa, los fabricantes deberán indicar si sus productos tienen o no propiedades preventivas o son o no medicinales (teniendo que cumplir así la normativa que regula a los chicles y parches de nicotina, o sino la normativa que regula el tabaco normal, incluyendo advertencias sanitarias y con restricciones publicitarias que ahora no tienen).

5.- Son una forma de iniciar el consumo de tabaco.

Al contrario de lo que se suponía, un informe publicado en septiembre por el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) avisa que el uso de e-cigarrillos se está convirtiendo en una forma de que algunos jóvenes se inicien en el tabaco.

La variedad de sabores ofrecen es algo que cada vez está resultando más atractivo a los jóvenes no fumadores que se inician de esta forma en el consumo de nicotina.

Al igual que sucede con el tabaco tradicional, está prohibida su venta a menores de 18 años.

Artículos relacionados:

Deje un Comentario

Más consultas y respuestas sobre este tema en el FORO...

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>