Compara tu inversión
¿Cuánto? 
¿Tiempo? 
Comparar
10 de enero de 2013

Mi niño insulta y dice palabrotas, ¿qué hacer?

Hay pocos padres que no se encuentren con que su niño llegue un día a casa diciendo insultos o palabrotas. Ese momento siempre causa estupor a los padres, que comienzan a preguntarse por qué de golpe su hijo se comporta así, no sabiendo como reaccionar al respecto y equivocándose gravemente en la manera de afrontar el problema.

Indicamos cómo deben actuar los padres en estos casos y los consejos a seguir.

¿Por qué dicen los niños insultos y palabrotas de repente?

Al llegar a una cierta edad, los niños comienzan a explorar el lenguaje con curiosidad y encuentran un nuevo juego para ellos, que consiste en que descubren que hay una serie de palabras que cuando las dicen causan una reacción en los adultos, como son las palabrotas.

Al decir un taco, consiguen llamar la atención de todos los adultos que le rodean que reaccionan o bien riéndose o sino enfadándose. Cuánto mayor sea esta reacción de los adultos, mayor será su fascinación por este juego de decir palabrotas.

¿Dónde lo han aprendido o quién se lo ha enseñado?

Esas son las dos primeras preguntas que los padres se hacen preocupados. Sin embargo, si se reflexiona un poco, son tantos los lugares donde escuchan tacos y palabras malsonantes son tantos, que ni siquiera encerrando a los niños en casa estarían a salvo..

Basta que alguien a quien admiren las diga, como un amigo del cole, su tío favorito, algún personaje de la televisión, para que ellos se animen a repetirlas. Después a ver la gran reacción que causan al decirlas ante los adultos, ya se completa  para ellos la ecuación:

Palabrota + Adulto delante = llamar la atención.

¿Son conscientes los niños de que está mal hablar así?

Hace años la lista de tacos era la ahora inocente “caca-culo-pedo-pis…”  Los niños sabían que estaba mal decir eso, pero era precisamente en eso, en transgredir la norma donde estaba la diversión.  Ahora lo único que ha cambiado son los tacos que se dicen.

¿Qué debemos hacer para que no siga con este comportamiento?

Para que decir palabrotas y tacos deje de fascinarles, es importante desdramatizar esta situación, y de esta forma dejara de llamarles la atención y dejaran de utilizarlas.

Para ello hay que ser constante y seguir las siguientes pautas:

  • No reirse nunca de su habilidad para decir tacos. (avisar al resto de amigos y familia para que no se reían si las dice delante de ellos. Es importante que el entorno apoye siempre también)
  • No hacer la típica retahíla de preguntas que le hacen sentirse interesante, como son:   “ ¿Quién te ha enseñado  a decir eso?  ¿Desde cuándo dices esas cosas?  ¿A quién le has oído decir eso? … “
  • Evitar elevar el tono de voz al recordarle que eso no se dice.
  • Y es fundamental no responder nunca con enfados y más tacos ante ese comportamiento. Sólo lo agravaría.

Artículos relacionados:

Deje un Comentario

Más consultas y respuestas sobre este tema en el FORO...

 

 

Puedes utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>